Trucos para sincronizar el mando de PS4 correctamente

Última actualización: 28.01.22

 

Para disfrutar de horas de juego es necesario que el mando de PS4 esté correctamente sincronizado con la consola. Uno de los trucos más sencillos es usar el cable USB de carga que viene en el paquete de la PS4. En caso de haber perdido el cable de carga original, puedes usar uno común de teléfono Android.

 

Conecta el cable USB original o alguno de teléfono

Aunque tengas el mejor mando de PS4, la sincronización mediante Bluetooth podría fallar en algún momento, así que a veces la solución más acertada es conectar este accesorio a través de un cable. En este sentido, lo más recomendable es usar el cable USB que viene con la consola. Si no lo tienes a la mano, puedes utilizar un cable USB 2.0 A macho a Micro-B, por ejemplo, el que utilizan muchos teléfonos y tabletas Android para carga. Una vez que tengas el cable revisa que la PS4 esté apagada. Después, conecta el cable, el lado USB A macho va en la consola, justo en el puerto A hembra. El otro extremo del cable va en la entrada USB micro B del mando.

 

Enciende la PS4 para sincronizar el mando

Lógicamente, una vez conectado el cable a la consola deberás encenderla. De esa manera, el mando será reconocido automáticamente por la consola. Seguidamente, presiona el botón de PlayStation, la PS4 te llevará a la pantalla de inicio de sesión. Elige la cuenta de jugador que está asociada al mando. Si hay varios mandos conectados sabrás cuál es el primero, porque la luz LED se encenderá en color azul. En el caso de un segundo mando la luz será roja, en el tercero verde y en el cuarto rosa.

 

Verifica que el mando DualShock 4 esté completamente cargado

Una de las principales causas por las que un mando no funciona de manera inalámbrica es que no está lo suficientemente cargado. Verifica desconectándolo y conectándolo de nuevo. Si ya no tiene energía, conéctalo en la consola a través del cable USB para recargarlo. La ventaja de este proceso es que podrás seguir jugando mientras el mando carga. 

Por otra parte, ten en cuenta que, si el mando no carga, es probable que el cable USB se haya dañado y debas reemplazarlo. Como hemos dicho, la solución es fácil, pues puedes usar un cable USB de teléfono.

Carga el mando DualShock 4 en modo reposo de la consola

El primer paso será ir a la pantalla de inicio de la consola, específicamente a configuración. Cuando estés allí entra en una opción llamada ahorro de energía.

Posteriormente, desplázate en el menú para elegir la opción de establecer funciones disponibles en modo de reposo. Después, elige suministrar energía a los puertos USB. Haz clic en siempre en el menú de la derecha. Por último, para salir usa el botón PS y listo.

Al hacer estos pasos correctamente podrás colocar a cargar el mando de PS4 aunque no estés viendo la consola en el televisor, es decir, cuando ella esté en reposo. Esta es una de las funciones más destacadas de la consola, pues no consumirá mucha energía, pero cargará perfectamente el mando.

 

Restablece el mando de PS4

Si después de realizar los anteriores trucos notas que aún no puedes sincronizar el mando, deberás reiniciarlo. También, será necesario reiniciar la consola PS4. Además, puedes acceder al menú de configuración de la consola, ve a dispositivos y elige Bluetooth. Allí verás todos los dispositivos Bluetooth, incluyendo los mandos que usas con la PlayStation 4.

Seguidamente, elige el mando de PS4 que quieres reiniciar. Quizá puede que sea un poco tedioso si tienes varios mandos, por lo que tendrás que encenderlos todos, seleccionar y presionar X. Después, haz clic en opciones en el mando para abrir el menú y elige olvidar dispositivo, así el mando se desvinculará de la PS4. Después de hacer esto podrás volver a vincular el mando como si fuera la primera vez. El proceso es sencillo, como si estuvieses emparejando un dispositivo Bluetooth en tu teléfono.

 

Realiza un reinicio forzoso en tu mando

Si haces el truco antes mencionado, pero el problema continúa, tal vez el inconveniente sea el propio mando y no la consola de videojuego. A continuación, apaga la consola y desconéctala, de igual modo hazlo con el módem de Internet o enrutador para que el mando no reciba ninguna señal de red al reiniciarse.

Asimismo, tendrás que reiniciar el mando utilizando un extractor de SIM o clip de papel desplegado para presionar el botón oculto de tu DualShock 4. Este botón se encuentra en la parte trasera del mando, junto al tornillo superior derecho. Empuja el clip en el orificio y mantenlo presionado contando hasta 10.

Posteriormente, vuelve a conectar todo y enciende la PS4. Conecta el mando al cable USB para emparejar desde cero. Casi siempre esto soluciona problemas de sincronización del mando. Si el problema persiste, prueba con un mando que esté funcionando, por ejemplo, el de algún amigo. En caso de que ese mando sí funcione, lo más probable es que el tuyo se haya dañado. Compra uno nuevo y haz la sincronización desde el principio.

Elige la conexión únicamente a través de USB

Aunque resulta más cómodo usar el mando mediante Bluetooth, también puedes conectar este accesorio únicamente mediante el cable USB. Si eso es lo que deseas, puedes elegir un solo mando para que se comunique con la PlayStation mediante USB cuando esté conectado. Haz esto cambiando la configuración en el menú. Navega en dispositivos, después en controles y elige el mando. De esta manera podrás jugar sin tener problemas de señal. A veces el Bluetooth puede recibir interferencias, como muchas otras tecnologías inalámbricas de la actualidad.

 

Sugerencias adicionales

Para evitar o disminuir las interferencias en el Bluetooth de la consola y la señal inalámbrica de tu mando, lo mejor es que no tengas dispositivos cerca, por ejemplo, teléfonos o tabletas. Esto es porque son equipos que también usan tecnología Bluetooth y podrían interferir con el funcionamiento del mando. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS