¿Sabías cuáles son los 8 problemas más comunes del DualShock 4?

Última actualización: 28.01.22

 

El mando de PS4 ha sido considerado uno de los mejores accesorios gaming de Sony. Sin embargo, a veces presenta algunos problemas como por ejemplo que la batería no carga o se descarga muy rápido, la vibración no funciona, la consola no lo detecta, etc. La buena noticia es que, generalmente, son problemas fáciles de solucionar por ti mismo. 

 

1. El PC no reconoce el mando de PS4

Uno de los problemas que más suele presentarse es que el PC no reconoce al mando de PS4. Muchas veces depende del sistema operativo, pero, si este accesorio no funciona con Bluetooth, puedes probar con un cable USB, el mismo que sirve para cargar el accesorio. 

Por otro lado, puedes usar la app DS4Windows e instalar los drivers de Xbox en el ordenador para una mejor compatibilidad y sincronización. 

 

2. La vibración no funciona

Quizá te pasó que estabas emocionado jugando uno de tus videojuegos favoritos y de repente te diste cuenta que la vibración no funciona. Es probable que se haya desconectado. En este caso será necesario ir a la pantalla de inicio de PS4; una vez allí ingresa a Configuración, da clic en Dispositivos, Controles y revisa que la vibración esté activada. En caso de no estarlo actívala de nuevo. Puede que otra persona haya usado tu consola y apagado la vibración. 

No obstante, si activas la vibración y notas que el problema persiste deberás resetear el mando. Asimismo, si estabas jugando y escuchaste un ruido extraño, lo más probable es que haya llegado el momento de comprar un nuevo mando. 

 

3. El altavoz del mando y los auriculares no funcionan

Otro de los problemas que también suele presentar el mando de PS4 es que el altavoz no funcione. Si esto sucede mientras juegas te recomendamos hacer lo siguiente. Primero, ve a la Configuración de la PlayStation, después a Dispositivos, Controles. Una vez allí da clic a la opción Control de Volumen mueve el stick derecho a la izquierda o derecha debe emitir un sonido. Sin el problema continua lo mejor será resetear el mando.

Por otra parte, si se trata de los auriculares tendrás que revisar si el conector ha sido conectado correctamente. Sonará un clic al conectarlo bien, por lo que de no oírlo es probable que lo hayas introducido mal. Cuando la falla continúa es mejor presionar el botón PS, mantenlo así por 3 segundos, después, da clic a Ajustar Dispositivos y elige la opción Salida de Auriculares, haz clic en todo el audio, opción Control de Volumen Auriculares y ajusta el volumen.

4. El DualShock no se conecta a la consola

Si tu mando no se puede emparejar con la consola, no responde y la luz del mando brilla intermitente, debes reiniciar la conexión siguiendo estos pasos. Primero, apaga tanto el router como la consola y desconecta los enchufes de los dos equipos. Seguidamente, conecta solo la PlayStation, si el mando funciona, significa que había una interferencia con el canal del router, enciéndelo y cambia al canal 1.

Si después de realizado los pasos anteriores notas que el problema sigue, deberás buscar el botón de reset que se encuentra al lado del gatillo L2 en la parte de atrás del mando. Presiona dicho botón para reiniciar el mando a su versión de fábrica. También, tienes la opción de conectar el mando con la consola mediante un cable USB para emparejarlo. A veces la conexión inalámbrica falla por falta de energía o que la batería se ha dañado. Por esa razón, una opción es la conexión vía USB con el cable de carga del mando. 

 

5. La batería no carga o se descarga muy rápido

Lo primero que debes hacer es verificar si la consola está en modo reposo, ya que la batería no se cargará con la PS4 apagada. Una vez que hayas revisado esto activa los puertos energizados entrando en Configuración, opción Configuración de energía, clic en Establecer funciones disponibles en Modo Reposo, Suministrar energía a los puertos USB y Activa la opción Siempre. Ahora sí podrás colocar a cargar el mando mientras la consola está en reposo. 

Por otro lado, te recomendamos utilizar el cable USB que trae tu consola, pues no todos son compatibles, aunque se parezcan. Muchos usuarios tienen suerte y lo cargan con el cable del teléfono, pero a veces este no carga con la misma eficacia tu DualShock 4. Conecta el mando de PS4 con el cable a la consola y presiona el botón PS, cuando veas el ícono de la batería observa si hay cambios, las barras deben tanto aparecer como desaparecer, hasta que se haya completado la carga.

 

6. La cámara de PS VR no reconoce el movimiento del pad

Este problema está directamente relacionado con la baja intensidad de la luz que emite el mando. Para solucionarlo, ten presionado el botón PS, ingresa a Ajustes, Dispositivos, Brillo de la Barra luminosa de DualShock 4 y da clic en Brillo más intenso. De este modo, estarás solucionando fácilmente este problema tú mismo sin acudir al servicio técnico.

7. El Touchpad no funciona y el grip se ha roto

A veces el grip se rompe, pero para ello hay una gran solución, ya que puedes sustituirlo y, además, tienes una amplia variedad de opciones que cuestan unos pocos euros. De igual modo, otro problema que presenta el mando de PS4 es que el Touchpad no funcione. En este caso, como lo explicamos en otros apartados, deberás resetear el mando. Otra opción es cambiar el mando por otro que funcione, para comprobar si el problema es del mando o de alguna configuración en la consola. Si no puedes solucionar este inconveniente de ninguna manera, comunícate con el servicio técnico de Sony para que te ayuden.

 

8. Fallos en algún gatillo, stick o botón

Aunque tengas el mejor mando de PS4, con el tiempo de uso este podría fallar en algún gatillo, stick o botón. Una de las cosas que debes hacer cuando estás jugando y esto sucede es detener el juego, sacarlo y colocar otro para comprobar si se trata de una falla en el videojuego o definitivamente es problema del mando. 

Por otra parte, quizá el fallo se deba a la acumulación de suciedad y polvo. Por ese motivo, es importante que realices una limpieza al mando a menudo, utilizando aire comprimido para quitar el polvo o pelos acumulados.

Y, si accidentalmente salpicaste algún líquido sobre el accesorio, puede que este sea la causa de que un botón no esté funcionando correctamente. Para verificarlo, abre el mando y revisa detenidamente cada botón y límpialos uno por uno. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS