PC fútbol, la historia tras el mejor juego de fútbol de España

Última actualización: 21.10.20

 

Aunque es un juego desconocido para los millennials y los gamers más jóvenes, PC fútbol ha sido uno de los mejores juegos de fútbol en España, en un tiempo en que las grandes franquicias como FIFA o PES estaban dando sus primeros pasos.

 

Aunque hoy día el FIFA 20 es el mejor juego de fútbol del momento, hubo un tiempo en que el trono de los juegos de fútbol pertenecía a un producto íntegramente español. Hablamos de PC fútbol, un híbrido entre simulador de fútbol y manager lanzado en el año 1992 y que hasta 2001 fue capaz de vender cerca de 600.000 unidades por temporada, en unos tiempos en los que el parque de ordenadores no era tan amplio como en nuestros días. Su historia y su declive marcaron a muchos jugadores y buena parte del mercado. Si no la conoces, aquí te la resumimos.

 

Los antecedentes

Aunque la marca PC fútbol es la más conocida, lo cierto es que el primer nombre de la saga fue el de Simulador profesional de fútbol. Un producto que desde su primer título apostó por los quioscos como canal de venta, lo que permitía reducir el IVA y el precio del juego al tiempo que ampliaba al público al que llegaba. Esta primera versión del simulador, así como las dos siguientes, compartieron el mismo motor gráfico, el mismo sistema de juego y un desarrollo que apenas variaba más allá de cambiar las plantillas conforme a los lógicos movimientos del mercado y corregir posibles errores y bugs del juego. Un planteamiento original y que pronto se hizo hueco en el mercado, captando cada vez más jugadores.

Con esta base ya asentada se incrementaría la visión comercial de su estudio desarrollador, Dinamic Multimedia, de modo que a partir de la versión 2.0 encontramos al mítico Michael Robinson como imagen del juego. Una unión que acompañó a PC fútbol hasta casi su final, dando aún más cercanía a un producto avanzado a su tiempo.

Los tiempos dorados

Con la llegada de la versión 5.0, se produciría un considerable salto de calidad, debido principalmente a las mejoras en el motor gráfico, una mayor cantidad de opciones para el manager y una mayor cantidad de ligas disponibles. Una apuesta que tendría reflejo en el mercado, que aceptó con emoción todos estos cambios, formando así la imagen del que sería uno de los mejores juegos de fútbol del momento y de la historia. La mayor potencia de los equipos de entonces y la capacidad de Dinamic para aprovecharlo seguían colocando al juego un paso por delante de sus rivales.

La prueba de esa potencia es que Dinamic empleó el mismo sistema de PC fútbol en otros deportes, surgiendo así títulos como PC Basket, una versión ciclista o incluso versiones especiales de PC fútbol para los Mundiales o la Eurocopa. Estas versiones obligaban a trabajar duro al estudio y ofrecían una rentabilidad más bien limitada, lo que suponía un cierto lastre para el juego principal. Precisamente este ansia de morder más de lo que Dinamic podía tragar sería una de las causas del fin de la compañía.

Ese final ya se vislumbraba tras las dos últimas entregas de la saga, correspondientes a los años 1999 y 2000. Estas dos versiones fueron ejecutadas por un equipo diferente al que había venido trabajando en años anteriores en el producto, lo que se notaba claramente en el espíritu del juego. Frente a las versiones previas, estas dos últimas carecían de esa chispa que hacían a PC fútbol un producto único. Y el público lo sabía.

 

La temida quiebra

Hay muchas teorías respecto de las causas de la quiebra de Dinamic y el fin de PC fútbol. Algunas apuntan al ansia desmedida de los accionistas, deseosos de exprimir la gallina de los huevos de oro más allá de lo posible. Otros apuntan al desarrollo de La Prisión, una suerte de juego multijugador que se adelantaba casi 10 años a los primeros títulos del sector y cuyo fracaso fue un sumidero de dinero para la empresa.

No obstante, la teoría más aceptada por los profesionales del sector es una mezcla de errores graves, con la visión de hoy día. A los dos problemas que hemos comentado se sumaron la fiebre y caída de las punto-com. Recordemos que, aunque Dinamic era un estudio de desarrollo de juegos, también era una editorial. Y como tal, apostó con intensidad por la web. En esos años desarrolló varios portales y otras páginas que solo sirvieron para gastar recursos, rematando la ya precaria situación de la compañía.

 

La resaca

Desde el año 2001, fueron varios los intentos de recuperar tanto el espíritu como el éxito de este juego, pero por desgracia todos fueron en vano. El primero de estos intentos corresponde a Gaelco Multimedia en el año 2004. Sin embargo, las prisas por llegar al arranque de la temporada deportiva llevaron a la empresa a lanzar un producto mal rematado y que se convirtió en un auténtico fracaso. Por cierto, Gaelco también quebró, en 2007.

El segundo intento contó con algunos de los creadores del juego original, dirigidos bajo el sello Fx Interactive. El producto, FX fútbol 1.0, fue lanzado en el año 2013. Un juego que, pese a las dos versiones que ha tenido, apenas ha generado ruido en el mercado. Lo mismo ocurrió con la app móvil lanzada por IDC, que recuperaba parte mucho de la filosofía original del juego, pero tampoco aportaba absolutamente nada.

La única actualización que sí ha estado presente hasta nuestros días es la que generan los propios aficionados. Y es que la comunidad de este juego es tan fuerte que, pese al tiempo que ha pasado, aún hay gente dedicada a actualizar los archivos del juego con los últimos fichajes y los ascensos y descensos de cada año. Archivos fácilmente accesibles a través de la red, para los más nostálgicos.

El secreto

Si PC fútbol triunfó hasta el punto en que lo hizo fue por un planteamiento diferente e incluso avanzado a sus tiempos. Hoy en día, casi todos los juegos de fútbol tienen un planteamiento manager, en mayor o menor medida, pero en su momento este modo de juego era muy novedoso. Si además le sumamos la posibilidad de jugar con todos los equipos de la liga española, de 1ª a 2ªB, la verdad es que el atractivo de PC fútbol era más que considerable.

Otro de los secretos del producto era su agradable interfaz, que hacía el juego muy sencillo y accesible. Era lo suficientemente complejo como para quienes quisieran tener un control total, pero también accesible para quienes solo querían jugar sin tener que estudiar tanto parámetro. Algo para lo que el producto contaba con esos míticos tres modos de juego (jugador, entrenador y manager) que podíamos usar en cada jornada como más nos gustase.

Finalmente, es cierto que el espíritu propio de la saga y la comunidad que poco a poco se fue creando a su alrededor fue uno de los mayores activos del juego. La prueba la tenemos en esas actualizaciones que hemos comentado antes, que hoy día mantienen vivo el juego más allá de los proyectos fracasados de Gaelco o Fx Interactive. Un activo que ni siquiera el paso del tiempo ha conseguido borrar.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments