La historia de Xbox, entre luces y sombras

Última actualización: 15.04.21

 

En noviembre de 2021 se cumplirán 20 años de historia de la Xbox. Esta consola de Microsoft ha pasado por diferentes periodos, pero pese a los problemas sigue mostrando una buena salud en un mercado complejo como el actual. Sepamos algo más de cómo esta consola ha llegado hasta nuestros días.

 

A pesar de todas las vicisitudes por las que ha pasado, la Xbox se ha convertido en una de las principales consolas de videojuegos del mercado. Un producto que en sus casi 20 años de historia ha vendido millones de unidades y que mira al futuro con un nuevo proyecto como es la Xbox X. Para saber de dónde venimos, le vamos a echar un vistazo a la historia de esta icónica consola y cómo ha ido evolucionando hasta nuestros días.

 

Los inicios

En 1998, un grupo de desarrolladores formado por Kevin Bachus, Seamus Blackley, Otto Berkes y Ted Hase se presentaban en la sede de Microsoft. En sus mentes, tienen la idea de crear una nueva consola de videojuegos. En unos tiempos en los que las ansias de la firma por tocar el mayor número de segmentos de mercado posible eran considerables, esta idea despertó el interés de Bill Gates, que aprobaría el proyecto.

El producto se desarrollaría bajo la plataforma Windows 2000 y tendría una potencia doble a la que por entonces ofrecía la PlayStation 2, el referente del momento. Esta consola iba a denominarse inicialmente como Direct Box, aunque la pobre respuesta de los grupos de marketing ante el nombre llevó a la firma a nombrarla finalmente como Xbox.

No obstante, aún tendría que pasar algo de tiempo hasta el año 2001, en el que una pareja tan atípica como Dwayne “The Rock” Johnson y el propio Gates presentarían la consola en el Consumer Electronics Show de Las Vegas. Pese a las preocupaciones respecto a su aspecto y coste, 299 dólares o unos 390 euros a día de hoy, el lanzamiento fue un éxito. Aunque buena “culpa” del mismo fue de Halo, el mítico juego de disparos en primera persona que sirvió para potenciar las ventas de la consola y que llegó a vender cerca de un millón de copias en los meses posteriores al lanzamiento.

Tiempos complejos

Pese a la buena acogida en Estados Unidos, el resto del mundo no mostraba el mismo entusiasmo. Las ventas en Japón y en otros mercados eran discretas, lo que obligó a Microsoft a reducir el precio a 199 dólares. Una medida que casi eliminaba el beneficio pero menos permitía a la consola mantener cuota de mercado, vendiendo finalmente más copias que la recién llegada Nintendo Gamecube, presentada en 2002. 

Precisamente por su implantación, Microsoft dio otro paso adelante con el lanzamiento de Xbox Live, en 2002. Esta plataforma permitía a la consola dar los primeros pasos en algo que hoy es habitual: jugar en línea y acceder a contenido descargable o incluso comprar juegos en la red. Una novedad en la época que ninguna consola había implantado antes.

Sin embargo, todas estas novedades no eran suficientes como para que las consolas incrementasen sus ventas o márgenes. Solo la aparición de Halo 2 alegró un poco estos años a Microsoft, tanto por el tirón en las ventas de la consola como por los 125 millones que este juego vendió. Aún así, pese a los 25 millones de unidades vendidas, los rumores de desaparición de la consola seguían vivos. Y en parte no se equivocaban.

 

Cambio de era

El año 2006 fue el de la llegada de nuevas consolas. En este año, se presentó la Playstation 3 y también Nintendo lanzó su novedosa Wii. Dos clásicos de cualquier gamer que se encontraron a una rival lanzada en el año 2005: la Xbox 360. Esta nueva consola de Microsoft reemplazó a la vieja Xbox y ofrecía novedades como puertos USB, opción de añadir un disco duro externo y un completo centro multimedia, que usaba Xbox Live como base. 

Esta consola se presentaba en dos versiones: la versión Xbox 360, vendida a 400 dólares, y la Core System, a 300 dólares. La diferencia era el disco duro que montaba la primera, de 20 GB de capacidad, lo que era otra novedad en el mercado. Algo que gustó al mercado, con unas ventas iniciales de 900.000 unidades en Estados Unidos, 500.000 en Europa y 100.000 en Japón. 

Sin embargo, cuando en Microsoft ya abrían el champán aparecieron las famosas luces rojas en la consola y todo se volvió negro. Y es que la potencia de la consola provocaba un recalentamiento de tal calibre que acaba friendo literalmente la consola. De postre, varios hackers rompieron el sistema de seguridad de la consola y abrieron la puerta a piratas de todo tipo ávidos de juegos gratis. Parte de los problemas se solventaron con nuevas versiones de la consola y una garantía extendida, aunque el daño a la reputación de la marca ya estaba hecho.

A pesar de todo, el balance fue positivo, pues Microsoft fue capaz de vender 78 millones de unidades contra 80 millones de PS3 vendidas. Todo ello con un nivel de procesamiento que incluso era mucho mejor en la Xbox 360 que en la PS3 en numerosos juegos, vendiéndose a un precio que casi era la mitad. Así que frente a la paliza que la Play 2 le dio a la primera Xbox, con un 600% más de unidades vendidas, este empate sabía a victoria.

La llegada de Xbox One

Si vemos cualquier comparativa de consolas Xbox actual encontraremos los modelos de la serie One, los que actualmente se encuentran a la venta. Esta serie de consolas fueron presentadas en el año 2013, añadiéndose una versión posterior en 2016, la Xbox One S. Una última versión que ya ofrece resolución Full HD e incluso 4K, una potencia de procesamiento mejorada y un alto rendimiento. Algo que ya sabrás si la has utilizado.

Sin embargo, esta consola y sus revisiones también han actualizado su planteamiento de cara a mejorar la experiencia de juego online. Por eso, han incluido funciones para compartir tus partidas en redes sociales o soporte para retransmitir más cómodamente el juego en streaming. De hecho, la XBox One S incluía una función para conectarse con Mixer, aunque dado el cierre del portal no servirá de mucho hoy día. En cuanto al mercado, según datos de mayo de 2021, la Xbox One tiene una cuota del 22,3% frente al 51,7% de la PS4 y el 26% de la Switch de Nintendo. Por tanto, está claro que la penetración en el mercado tampoco ha sido de las mejores.

 

El futuro: La XBox X

En un mercado como el actual, en el que la PS5 ya tiene incluso precio, es imprescindible renovarse. Por eso, Microsoft ya trabaja en la Xbox X, su próximo lanzamiento. Una consola que tiene un procesamiento equivalente al de cuatro Xbox One X y que alcanza los 12,2 teraflops de potencia. También cuenta con resolución 4K e incluso 8K y un rendimiento considerable, con el que iniciar los juegos en apenas 12 segundos. Incluso incorpora un sistema de enfriamiento por cámaras de vapor, que evita el sobrecalentamiento de modelos precedentes.

No obstante, todo esto es teoría hasta el momento, pues el lanzamiento oficial se producirá a finales de 2021. Por tanto, actualmente no conocemos el precio ni más detalles del producto. Lo que sí sabemos es que en julio de 2021 Microsoft ha informado del fin de ciclo de su “vieja” Xbox One, así que su sucesora no tardará demasiado en llegar. ¿Será por fin el éxito arrollador que Microsoft tanto persigue?

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments