¿Cómo funciona el emulador de PS3?

Última actualización: 25.02.21

 

Los emuladores permiten jugar a juegos de videoconsolas o sistemas operativos obsoletos en un ordenador. La función de estos programas es la de “emular” el entorno de un sistema para poder desplegar los juegos. Estas aplicaciones de código abierto se pueden descargar en tu ordenador para disfrutar de tus juegos antiguos.

 

RPCS3 está considerado por muchos jugadores como el mejor emulador PS3 para PC. Con esta aplicación podrás recuperar tus juegos de PlayStation 3 y disfrutar de algunos de los mejores títulos que han aparecido para la consola de tercera generación de Sony. 

En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber para emular tus juegos, así como el proceso para descargar, instalar y configurar el emulador Play 3 RPCS3 en tu ordenador, así como todos los requisitos que debe cumplir tu ordenador para que los juegos funcionen a la mejor resolución.

 

Qué es un emulador

Antes de comenzar a explicar los requisitos y la instalación de este emulador para juegos de consolas PlayStation, te explicaremos qué es un emulador y para qué sirve.

En este sentido, se trata de un software creado para ejecutar programas de diferentes índoles, en una plataforma o sistema operativo diferente al programa que queremos ejecutar. Es decir, que si queremos jugar a uno de los clásicos juegos de Amiga o MS-Dos no podríamos hacerlo en un entorno de Windows 10 moderno. Para jugar a uno de estos videojuegos, necesitaríamos un emulador de Amiga o MS-Dos.

Los emuladores recrean de forma precisa el sistema operativo o entorno original para que sus aplicaciones puedan ejecutarse correctamente en una plataforma diferente. En resumen, podríamos decir que un emulador es un programa diseñado para crear una plataforma virtual en la que ejecutar un programa determinado, que no está diseñado para ser ejecutado en PC.

Por ejemplo, un emulador de PlayStation te permitirá jugar a los juegos de PS en PC.

Requisitos del emulador de PS3

Para que los juegos funcionen de forma correcta, sin tirones, sin cargas lentas y con la definición más alta, tu ordenador deberá cumplir los siguientes requisitos mínimos:

  • Disponer de una CPU de 64 bits.
  • Tarjeta gráfica compatible con OpenGL 4.3 o superior.
  • 2 Gb de RAM o más.
  • Sistema operativo Linux de 64 bits o Windows 7/8/10 de 64 bits.

Sin embargo, si lo que queremos es que los juegos corran igual de bien que en la PlayStation 3, los requisitos serán muy superiores:

  • Intel Core de cuatro núcleos o AMD Ryzen de seis núcleos.
  • Tarjeta gráfica AMD o NVIDIA compatible con la tecnología Vulkan.
  • 8 GB de RAM o más.
  • Linux de 64 bits o Windows 7/8/10 de 64 bits.

 

Descargar y configurar el emulador PS3

Lo primero es descargar el emulador RPCS3 y, a continuación, descargar también el archivo PS3UPDAT.PUP de la página web oficial de PlayStation, ya que se trata de una actualización de firmware necesaria para la instalación y para que algunos de los últimos juegos que salieron para la plataforma puedan funcionar.

Una vez instalado el emulador, deberás acceder a la pestaña “File” y seleccionar la opción “Install Firmware” para que se instale la última versión, que es la que acabas de descargar.

Cuando hayas finalizado la instalación del firmware de la PS3, podrás instalar cualquier juego. Para ello, deberás recorrer el mismo camino que en la configuración inicial del firmware, es decir: desde “File” seleccionamos “Install.pkg” y seleccionamos el archivo que se instalará automáticamente en el directorio “dev_hdd0disc”.

Este proceso es necesario para que los juegos funcionen. Por eso, una vez finalizada la instalación, podrás ejecutar el juego escogiéndolo desde la lista de juegos que aparecerá en la pantalla de inicio del emulador o desde “File” seleccionando la opción “Boot Game”.

En caso de que le juego seleccionado disponga de un archivo tipo “.RAP”, tendrás que añadirlo a la carpeta “dev_hdd0home0000001exdata” antes de poder ejecutarlo.

Cómo configurar el emulador

Si dispones de un mando DualShock 3 instalado en tu PC, tendrás que escogerlo desde la opción “Configuración” del emulador y activarlo para el Jugador 1. En caso de que no dispongas de ningún mando en tu ordenador, tendrás que configurar las teclas del teclado para que sustituyan al mando. Para ello, tendrás que acceder a “Configuration” y escoger “Pads”, a continuación aparecerá un nuevo menú de configuración donde podrás personalizar las teclas y los sistemas de control para cada usuario.

Una vez configurados los mandos, lo siguiente será hacer lo mismo con el procesador. En este sentido, dispondrás de tres opciones de decodificación diferentes:

  • Recompiler(LLVM/ASMJIT): Se trata del modo de juego más rápido. Aunque tarda un poco más en cargar el juego, este funcionará más rápido. Este modo puede que no funcione bien en los juegos más antiguos.
  • Interpreter(Fast): Este es el ajuste por defecto del emulador. En este modo los juegos funcionan a velocidad normal, con tiempos de carga algo más rápidos.
  • Interpreter(Precise): Es el modo más lento, pero también el que emula con mayor precisión los juegos. Los juegos más antiguos, que no funcionan bien en el resto de modos, lo harán con este.

Finalmente, tendrás que configurar la tarjeta gráfica para obtener el mejor rendimiento gráfico de los juegos. Para ello dispones de las siguientes opciones:

Render:

  • OpenGL, compatible con todos los juegos.
  • Vulkan, necesitas una GPU compatible.
  • DRD12, DirectX12 es la GPU más compatible con los juegos de PS3, pero también es la más lenta.

Para finalizar, si deseas obtener el mejor aspecto gráfico, tienes que configurar el “Aspect Ratio” en 16:9, el “Frame Limit” en auto y la resolución deberás ajustar al máximo disponible para cada juego, aunque si lo prefieres puedes dejarla en automático, para que sea el propio emulador PS3 el que escoja la más adecuada.

Ahora que ya sabes cómo descargar y configurar tu emulador, puedes recuperar tus antiguos juegos de PS3 para disfrutar de nuevo de ellos.

Por otra parte, si necesitas hacer algún arreglo en tu casa o eres aficionado al bricolaje de metal, te invitamos a que revises nuestra guía de compra para que escojas el soldador TIG que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments