12 tips imprescindibles al montar tu PC gaming

Última actualización: 19.09.20

 

Al momento de montar un PC Gaming hay que tener en cuenta la placa base, el procesador y la GPU, porque de ellos depende en gran medida el rendimiento del equipo. Sin embargo, lo primero que debes adquirir es la placa base, ya que allí es donde vas a instalar los demás componentes del hardware.

 

1. Elige una placa base que soporte los mejores procesadores gaming

Las placas bases o tarjetas madres tienen un zócalo específico, el cual solo es compatible con algunos modelos de procesadores. Entre los zócalos más recomendados para AMD está el AM4, pero, si quieres usar un procesador Intel Core, es mejor que la placa base tenga un zócalo LGA 2066.

Estos zócalos son especiales para ordenadores gaming de gama alta, pero, si lo que deseas es montar un ordenador más económico, tal vez la placa base Gigabyte H310M S2H sea la indicada para ti. Su zócalo es el LGA 1151, que combinada con un procesador Intel Core i5 9400F podría brindarte un buen rendimiento.

 

2. Compra un buen procesador

El procesador es uno de los elementos claves que debes tomar en cuenta para montar el mejor PC Gaming. Existen dos marcas muy conocidas las cuales son Intel y AMD; si deseas jugar en un nivel intermedio con procesador Intel debe ser un i5 y para el AMD podría ser suficiente el FX8300 o algún Ryzen barato. Pero, si usas videojuegos de gama alta, revisa algún Intel Core i9 o el AMD Ryzen 9 3900XT.

 

3. Adquiere la tarjeta gráfica adecuada

La tarjeta gráfica de un PC Gaming puede ser una de las piezas más costosas. En el mercado existen dos marcas muy reconocidas como lo son AMD y Nvidia. La primera tiene una mejor relación calidad precio y la segunda se caracteriza por tener menos sobrecalentamiento y menor consumo energético. Te recomendamos que elijas las versiones más nuevas de cada marca, dado que con ellas obtendrás excelentes resultados durante varios años.

 

4. La memoria RAM correcta

Es recomendable que el PC Gaming tenga una memoria RAM de mínimo 8 GB para poder disfrutar de los juegos más recientes del mercado. Sin embargo, todo dependerá del presupuesto que tengas, pues, si deseas, puedes comprar un ordenador con más RAM.

Lo mejor sería que fuese una RAM DDR4 o superior, ya que ofrecen mejores resultados en los nuevos videojuegos de ordenador. También, debes comprar la memoria RAM que sea compatible con la placa base y el procesador.

5. No olvides comprar un SSD con amplio espacio de almacenamiento

Es importante que tengas un ordenador gaming con alta capacidad de almacenamiento, dado que los videojuegos más nuevos son súper pesados, de hasta 30 GB o más. Un almacenamiento de 1 TB en adelante hará que el equipo tenga mayor rendimiento para los videojuegos. Además, en la actualidad es mejor optar por una unidad de estado sólido, también conocida como SSD, ya que esta ofrece mejor velocidad.

 

6. La ventilación gaming y su importancia

Normalmente, al jugar en el ordenador el equipo se calienta bastante, por ejemplo, el procesador y la tarjeta gráfica, así que es bueno usar ventiladores especiales. Por ejemplo, hay ventiladores de refrigeración líquida para instalar en la placa basa, justo en el procesador. Estos podrían ser la solución si juegas títulos muy exigentes en tu equipo.

No creas que la calidad del ventilador gaming se mide por la cantidad de luces que emite, pues lo más importante es su diseño y la cantidad de aire que ofrece. Elige como mínimo un ventilador para el procesador y otro que ayude a enfriar la tarjeta gráfica u otros componentes del equipo.

 

7. Fuente de alimentación con ventilación optimizada

La fuente de alimentación es la responsable de que el procesador y los demás componentes del hardware funcionen. Si ellos consumen mucha energía, lo mejor es una fuente de alimentación gaming con un ventilador grande.

Por ejemplo, una buena opción es comprar alguna fuente gaming de 850 W como la Mars Gaming MPII850, porque soportará las exigencias más altas de los videojuegos y mantendrá una temperatura adecuada, gracias a su ventilador de grandes aspas.

 

8. No elijas un PC Gaming por la apariencia de la torre

No te dejes influenciar por la belleza de la torre o la cantidad de luces LED y RGB que posea. La torre sí es importante, pero solo en calidad de materiales, tamaño y estética, porque no influye mucho en la potencia, a menos de que incorpore una fuente de alimentación gaming de alta gama. Sin embargo, las torres no siempre vienen con una fuente de alimentación, así que no te confíes, lo mejor es que revises detenidamente la descripción del producto en Internet.    

 

9. Puertos USB de la placa base gaming

Ten en cuenta antes de adquirir una placa base para gaming que esta tenga los puertos USB suficientes para tus discos duros externos 3.0 o mandos de videojuego. Este factor es imprescindible a la hora de montar un PC Gaming desde cero, sobre todo si juegas con otras personas en el mismo ordenador.

10. Compra componentes de hardware que ofrezcan soporte técnico

Revisa previamente cuáles han sido los comentarios de los clientes respecto a la atención o soporte técnico que ofrece la marca de los componentes que deseas comprar. De esta manera, si en el futuro tu equipo presenta algún problema, tendrás ayuda directamente con el soporte del fabricante.

 

11. Monitor adecuado para PC Gaming

Si vas a disfrutar de videojuegos 4K, lo mejor es que el monitor que compres también tenga la misma tecnología. De lo contrario, no aprovecharás realmente la resolución de los videojuegos.

Aunado a ello, el tamaño del monitor debe ser adecuado al uso que le darás. Si vas a jugar tú solo, tal vez no necesites un monitor muy grande, pero, en caso de que quieras jugar con amigos o familiares, este debe tener una pantalla más amplia. Por lo general, un monitor de 19 pulgadas o superior podría serte útil. No uses una pantalla demasiado grande, ya que puede causar fatiga visual en los primeros minutos de juego.

 

12. Piensa en futuras actualizaciones del hardware

La tecnología avanza cada día a gran velocidad y los mejores productos en un futuro no muy lejano pueden dejar de serlo. Es por ello que debes revisar si los componentes de tu PC Gaming pueden actualizarse con facilidad en el futuro. De este modo, podrías seguir utilizando el mismo equipo, sin tener que invertir mucho dinero un par de años más adelante. 

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments